COMPLIANCE, ¿por dónde empezamos?

0
COMPLIANCE, ¿por dónde empezamos?

#MiExperienciaImplantandoCompliance

Uno de los aspectos fundamentales que tenemos las personas que nos dedicamos al diseño e implantación de programas de prevención de delitos penales, el conocido como compliance, es cuestionarnos ¿por dónde empezar? ¿cómo hacerlo? ¿cómo conseguir la motivación de nuestras empresas para implantarlo?

Os quiero hacer partícipes de los problemas que se me han planteado a la hora de hacer ver y entender a las empresas a las que asesoro la necesidad de tener un programa de cumplimiento normativo, Compliance, operativo, eficaz, bien estructurado y con controles que den cumplimiento a la obligación de supervisión vigilancia y control.

Aquí, y en los sucesivos posts de este blog, hablaré de #MiExperienciaImplantandoCompliance.

No pretendo hacer un artículo dogmático. No soy nadie, más allá de un letrado con amplia experiencia en la gestión empresarial, que inició su desarrollo profesional en los albores de la ley de prevención de riesgos laborales; que se formó como gestor de riesgos laborales, donde realicé funciones técnicas y jurídicas; que ha visto, desde la posición de abogado en ejercicio y profesor universitario de derecho penal, los problemas y dificultades que se suscitan en el momento en implantar un PROGRAMA DE PREVENCIÓN DE DELITOS EFICAZ.

Por eso inicio esta nueva andadura de mi blog, dentro del canal de Negotia “ES COMPLIANCEdonde, hace algún tiempo afirmé convencido que el COMPLIANCE es ¡UN ALIADO DE LAS PYMES!

Con la idea de transmitir la experiencia adquirida durante estos últimos años implantando programas de prevención de delitos, quiero que mis miedos, dudas, sinsabores y momentos de satisfacción, básicamente personal, por el trabajo bien hecho, sean compartidos y conocidos por los que tengan a bien dedicar su tiempo porque entiendan que este blog les puede servir y ser útil.

responsabilidad civil

LA PRIMERA CUESTIÓN ¿QUÉ ES EL COMPLIANCE Y PARA QUÉ SIRVE?

El Compliance es una exigencia legal que surge de la reforma del código penal del año 2015. Han pasado ya cinco años y las primeras sentencias en esta materia ya han sido dictadas por el Tribunal Supremo. A día de hoy y siguiendo al Fiscal Don Juan Antonio Frago Armada en un su blog, cuya lectura, por cercana y atinada, recomiendo encarecidamente, hay treinta y cuatro sentencias dictadas por la sala segunda del Tribunal Supremo acerca de las personas jurídicas, lo que hace suponer que en los próximos meses veremos un incremento exponencial de sentencias en esta materia, en la medida en que los letrados seamos conocedores de que se puede exigir a una empresa una normativa interna y muchas de ellas no lo tengan.

La carencia de un programa de prevención de delitos penales nos va a servir para poner de manifiesto que hay muchas empresas en las que el cumplimiento de la ley es una cuestión que no siempre se lleva a efecto.

En un procedimiento jurídico no muy lejano en el tiempo, en los inicios del año 2020, en un juzgado de instrucción yo le pedí a la parte contraria, que representaba un concesionario de vehículos, el protocolo de entrega de dinero en metálico. El citado protocolo no fue aportado y ello me permitió horadar la credibilidad jurídica de la empresa.

El código penal es muy parco en la redacción de cómo implantar un programa de prevención de delitos penales. Al legislador solo le interesa que los delitos no se cometan. El carácter intimidatorio de la normativa penal tiene como objetivo que no se delinca y esto es lo que refleja el artículo 31 bis ter y quarter.

Ahora bien, el propio legislador establece en el artículo 31 bis, apartado segundo, una serie de obligaciones para las empresas con el fin de eximir, o al menos atenuar, la responsabilidad penal de las personas jurídicas.

Los letrados estamos acostumbrados a que habitualmente una norma legal lleva un real decreto de desarrollo que nos completa y precisa el contenido de la norma. No es el caso, no hay parámetro alguno que decida cómo implantar un programa de prevención de delitos penales. Aquí, como en otras áreas, cada profesional tiene su método, si bien la existencia de estándares internacionales, particularmente la norma UNE 19.601 de mayo de 2017, trajo consigo un procedimiento que venía a aportar luz en cuanto al camino a seguir para tener un punto de referencia jurídica.

No debemos olvidar que en el caso de que se delinca, como la experiencia me demuestra en mi profesión diaria y la historia de los 25 años que han transcurrido desde la publicación de la ley de prevención de riesgos laborales lo acreditan, los responsables que diseñan e implantan programas de prevención pueden acabar declarando en sede judicial como investigados si se han cometido errores importantes que hayan llevado a no implantar un programa de prevención de manera adecuada y eficaz. Esta cuestión acontece normalmente en el caso de los accidentes laborales, donde no son pocos los técnicos de prevención que son imputados o al menos investigados.

La primera conclusión es que el Compliance es una exigencia legal que además tiene innumerables beneficios que no debemos desestimar.

El “negocio” del programa de compliance estriba en las múltiples ventajas que su implantación aporta. Se me ocurren varias, sin perjuicio de que existan otras:

  • La primera como exención o atenuación de la responsabilidad penal.
  • La segunda por ahorrar dinero a las empresas, ya que evitará costes en pleitos, en sanciones, en buscar y preparar la documentación existente, o la que se vaya a aportar, en responsabilidad civil, en honorarios abogados y procuradores…
  • La tercera para ganar rentabilidad, la reputación social, la imagen de la empresa, la tranquilidad de una gestión eficaz, determinarán un gran beneficio directo e indirecto.

A las empresas a las que asesoro les estoy recomendando que revisen sus pólizas de responsabilidad civil y que negocien un descenso de estas habida cuenta de que se ha ido implantando un plan de prevención de delitos, Compliance, que entiendo que es eficaz.

  • La cuarta para evitar problemas. La detección de los delitos, las dificultades para cometerlos, supone un importante elemento que va a dar valor a nuestras empresas.
  • La quinta para acudir a las licitaciones con la administración pública. En algunas comunidades autónomas, y en algunos ayuntamientos, ya se exige tener implantado un programa de prevención de delitos penales que den seguridad de la administración contratante de que el adjudicatario es una empresa escrupulosa en el cumplimiento de la ley, además de ser solvente desde el punto de vista de la gestión.

 

Con lo cual, la primera conclusión evidente es que ninguna pyme debe considerar como un mero trámite el proceso de implantación de un sistema de gestión de Compliance.

Tengo muy claro que el Compliance es una labor artesanal, porque artesanal por muy sofisticada que sea es la gestión de cada empresa, y entiendo por artesanal que cada maestro, cada gestor en este caso, aplica su forma de entender el negocio y su forma de entender su actividad en aras de la rentabilidad.

El gran error puede ser concebir el Compliance, y por ende la documentación como “quita multas”, porque en el momento en que se planteen los problemas se va a probar la eficacia del sistema y se van a ver circunstancias no deseables tanto para la persona que lo implanta como para la empresa que lo ha aceptado.

En mi siguiente post ahondaré en otras dos cuestiones fundamentales:

  • ¿QUÉ DEBO HACER COMO EMPRESA?
  • ¿POR DÓNDE EMPIEZO A IMPLANTAR UN PROGRAMA DE PREVENCIÓN DE DELITOS PENALES COMPLIANCE?

Para acabar te dejo un regalo, el e-book, que elaboré hace unos años y que puedes descargar gratuitamente.

reputación socialNo quiero extenderme más, voy a acompañar cada artículo de este blog con un Webinar corto, hecho exclusivamente desde la experiencia, y con la participación, porque así me lo han ofrecido, de los responsables de las empresas con los que voy a implantando el programa de prevención de delitos.

Serán vídeos de una duración no superior a 15 minutos, con el único fin de aportar mi experiencia vital como abogado en este área, donde, reconozco, que las vivencias adquiridas durante 10 años en el campo de la prevención de riesgos laborales me han dado una tranquilidad y una visión empresarial, que me permiten ser conocedor de la realidad diaria que viven las empresas, especialmente las pymes y micro pymes de este páis

En el canal de YOUTUBE DE NEGOTIA, una vez al mes hablaremos de lo que hemos aprendido en estos años implantando compliance.

No soy nadie para aportar conceptos jurídicos, pero después de muchas horas de trabajo, de hacer algo que me apasiona, como es la gestión empresarial, y con la experiencia que me han dado mis 20 años de vida profesional en este campo, quiero aportar y compartir todo lo que he vivido con todos aquellos que quieran escucharme.

Espero que este artículo sea de vuestro interés.

 

 

Si te ha gustado, ¡comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email