¿Cómo y a quienes afectará el Impuesto o Tasa Tobin (ITF)?

0
82

El pasado martes, día 18 de Febrero, el Consejo de Ministros aprobó la remisión a las Cortes Generales para su tramitación parlamentaria del Proyecto de Ley del Impuesto sobre las Transacciones Financieras (en adelante, Tasa Tobin* o ITF).

Será preciso esperar a la publicación del texto del Proyecto de Ley para conocer su contenido concreto (y sus posibles diferencias con el Proyecto de Ley presentado en la anterior legislatura).

No obstante, puede resultar de utilidad los principales aspectos que ya se han ido conociendo de esta nueva figura impositiva sin perjuicio de las modificaciones que pueda sufrir, en su caso, hasta su eventual aprobación definitiva:

  • Hecho imponible: El ITF gravará la adquisición onerosa de acciones de sociedades españolas, con independencia de la residencia de las personas o entidades que intervengan en la operación, cuando concurran las siguientes condiciones:
    • Que estén admitidas a negociación en un mercado regulado;
    • Que el valor de capitalización bursátil de la sociedad sea, a 1 de diciembre del año anterior a la adquisición, superior a 1.000 millones de euros. A estos efectos, el Ministerio de Hacienda publicará, antes del 31 de diciembre de cada año, la relación de las sociedades españolas con un valor de capitalización bursátil a 1 de diciembre de ese año superior a 1.000 millones de euros.
  • Exenciones: Entre las adquisiciones que estarán exentas de dicho gravamen, destacan, además de las operaciones del mercado primario, las necesarias para el funcionamiento de infraestructuras del mercado, las de reestructuración empresarial, las que se realicen entre sociedades del mismo grupo y las cesiones de carácter temporal.
  • Devengo: El impuesto se devengará:
    • En adquisiciones ejecutadas en un centro de negociación, cuando se ejecuten y
    • En adquisiciones realizadas al margen de un centro de negociación, en el momento en que se produzca la anotación registral de los valores a favor del adquirente. 
  • Base Imponible: La base imponible del ITF estará constituida por el importe de la contraprestación, sin incluir los gastos asociados a la transacción. 
  • Contribuyentes y Sujetos Pasivos: El ITF es un impuesto de carácter indirecto. De este modo, se establece que será contribuyente del impuesto el adquirente de los valores. Y se dispone que el sujeto pasivo que deberá presentar la declaración del impuesto y realizar el ingreso de la deuda tributaria será:
    • El intermediario financiero que realice la adquisición por cuenta propia, en cuyo caso será sujeto pasivo a título de contribuyente, o
    • Cuando la adquisición se realice por intermediario financiero que actúe por cuenta de terceros, será sujeto pasivo, con carácter general, el miembro del mercado que la ejecute, en cuyo caso tendrá la condición de sustituto del contribuyente.
  • Tipo de gravamen: El impuesto se exigirá al tipo impositivo del 0,2%. 
  • Declaración e Ingreso: Se establecerán dos sistemas:
    • Las operaciones cuyo registro se realice a través de un depositario central de valores radicado en España, se prevé el desarrollo reglamentario de un procedimiento para que pueda ser dicho depositario central de valores quien, en nombre y por cuenta del sujeto pasivo, efectúe la declaración y el ingreso de la deuda tributaria y
    • Para los supuestos en que no resulte aplicable el procedimiento anterior y para los sujetos pasivos que no opten por utilizar dicho procedimiento, se establece con carácter general el sistema de autoliquidación por el sujeto pasivo.
  • Entrada en vigor: La entrada en vigor del ITF estaba prevista a los 3 meses de la publicación en el BOE de la Ley que finalmente se apruebe tras la tramitación parlamentaria que debe iniciarse en fechas próximas.

Operaciones internacionalesEn conclusión, el impuesto va a grabar las transacciones sobre las más de 50 compañías del mercado continuo, además de incluir a las del IBEX 35, cuyo valor añadido bruto está entorno al 8% de PIB  y generan un empleo cercano para 1,5 MM de personas. Esto va a suponer aumentar su coste de capital.

La Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco) considera que el impuesto a las transacciones financieras perjudicará a la economía española si no se aplica en toda la Unión Europea (UE), ya que restará atractivo a las acciones de las empresas españolas y promoverá que se compren en otros mercados. Además, en su opinión, “esto podría generar que las acciones españolas resultasen menos atractivas para los inversores extranjeros”.

De acuerdo con los cálculos de Inverco, el patrimonio de los fondos de inversión podría verse reducido un 8,1 % en veinticinco años por el efecto del impuesto a las transacciones financieras, que afectará también a los partícipes de los fondos de pensiones.

Por otro lado, hay que recordar que en España, los hogares y familias son propietarios de alrededor de una cuarta parte del mercado, datos que duplican la media europea y que ahora van a soportar cuando realicen operaciones de compraventa de acciones.

Cipriano Atienza Ibáñez
Socio Economista en Negotia

 

 

* Tasa Tobin: Debe su nombre al economista estadounidense James Tobin, galardonado con el Premio Nobel de Economía en 1981

 

Si te ha gustado, ¡comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email