• Firma
  • Concursos de acreedores
  • Actualidad
        • Abogados
        • Asesoría
        • Aula
        • Eventos
        • Medios
        • Inversiones
        • mosca logotipo
Concurso de acreedores

 ⋅ESPECIALISTAS EN GESTIÓN DE CRISIS EMPRESARIALES

Desde NEGOTIA vamos a ayudarte a proteger tu patrimonio y la empresa.

Contamos con un equipo multidisciplinar, formado por abogados, economistas, administradores concursales, mentores de empresas, todos ellos  con amplia experiencia en el mundo de la empresa, que entienden y comprenden la gestión empresarial.

Es fundamental presentar el concurso en el momento oportuno para poder salvar tu empresa. En un entorno de crisis, buscamos dos objetivos con el concurso: la viabilidad del negocio, y proteger a los administradores.

CONCURSO DE ACREEDORES

El objetivo de Negotia es ayudar a las empresas en crisis. Somos expertos en PYMEs, tenemos acurdo con la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME) para ofrecer a las pymes y autónomos asesoramiento jurídico en los ámbitos fiscal, laboral y contable.

Nuestro equipo multidisciplinar, compuesto por abogados, economistas, adminstradores concursales y mentores, trabaja para ayudar a la Pyme en su desarrollo empresarial, incluyendo situaciones de crisis.

Nuestro sistema de trabajo tiene como principal objetivo el mantenimiento de las empresas en crisis, para ello utilizamos una metodología propia, que incluye el mentoring empresarial, que permite tener aumentar el número de empresas que sobreviven. Entramos a ayudar en cualquier fase del procedimiento.

Nuestro trabajo se centra en reflotar la empresa, pero también en salvar el patrimonio del empresario, que debe estar bien asesorado en todo momento sobre su responsabilidad y la protección de sus bienes personales.

Líderes en el ámbito concursal

Nuestro asesoramiento concursal además de ser jurídico es económico, sin dejar a un lado la importancia de la negociación en la solución de este tipo de situaciones.

TIPOS DE CONCURSO

La situación de concurso puede plantearse, bien por el propio deudor, bien por uno o varios acreedores. Según se plantee por uno u otro podemos hablar de distintos tipos de concurso.

1.- Concurso voluntario: cuando la declaración de concurso se plantee por el propio deudor (persona física o jurídica). Para ello debe acreditar y justificar su endeudamiento y estado de insolvencia.

El deudor debe solicitar la declaración de concurso dentro de los dos meses siguientes a la fecha en que hubiera conocido o debido conocer su estado de insolvencia.

Si es persona jurídica, corresponderá al órgano de administración presentar la solicitud.

El deudor podrá seguir gestionando la empresa.

2.- Concurso necesario: el concurso es instado por los acreedores u otros interesados.

Al deudor se le priva de administrar y disponer de su propio patrimonio

Quién solicita el concurso necesario, podrá solicitar que se adopten medidas cautelares encaminadas a asegurar que el deudor no vaya a deshacerse de su patrimonio mientras se resuelve el concurso.

Es muy importante tratar de evitar el concurso necesario, para lo que debemos adelantarnos y presentar el concurso voluntario.

¿QUÉ PODEMOS HACER POR TI?

  • Elaborar un plan de viabilidad.
  • Programa de gestión de crisis.
  • Preconcurso. Te acompañamos en la refinanciación o reestructuración de la deuda.
  • Presentando Concurso voluntario.
  • Defenderte ante un concurso necesario.
  • Impugnamos la calificación y cuantías del crédito con la que no se esté conforme.
  • Representarte en los incidentes concursales.
  • Elaborar el convenio concursal.
  • Preparar la liquidación.
  • Asesorar en la comprar de activos de empresas concursadas y de unidades productivas.

Y más, pregúntanos.

CONCURSO DE ACREEDORES

Si no presentamos el concurso de acreedores, nos podrán ejecutar todos los bienes de la empresa. La falta de presentación es un supuesto de responsabilidad de los administradores sociales que les hace responsables personales de las deudas de la compañía.

¿QUÉ ES UN CONCURSO DE ACREEDORES?

Cuando una empresa o empresario individual no puede cumplir con las obligaciones de pago que le son exigibles, hablamos de que está en crisis. Con el fin de evitar que esa empresa pueda llevar a cabo actos que perjudiquen su patrimonio y con ello se haga imposible el cobro de las cantidades pendientes, se crea la figura del concurso de acreedores.

Es decir, que procederá la declaración de concurso cuando la empresa no puede pagar lo que debe.

Las empresas pueden estar en tres situaciones diferentes:

  • La empresa no puede pagar, ya que no tiene liquidez, pero es viable.
    • En estos casos procederá una reestructuración de deuda, y una negociación con proveedores, bancos,…
  • La empresa no tiene viabilidad, tal y como está. En estos casos, la situación es más complicada, ya que habrá que tomar medidas importantes, ya que probablemente habrá problemas estructurales sobre los que habrá que trabajar. En estos casos habrá que redimensionar la platilla, hacer estrategias comerciales 1diferentes, reestructuraciones financieras,…
  • La empresa no tiene viabilidad. En estos casos procede hacer un cierre ordenado, y cumplir la ley. Esto ayudará a preservar el patrimonio de los administradores.

Es muy importante que se cumpla con la ley, y que en el momento que se esté en situación de insolvencia, los administradores soliciten concurso de acreedores voluntario. De esta manera, protegen su patrimonio.

RESPONSABILIDAD DE LOS ADMINISTRADORES EN EL CONCURSO

Ante una situación de insolvencia, o falta de liquidez, es muy importante que los adminisitradores cumplan con la ley, e insten en concurso de acreedores voluntario.

De esta manera se evita responder por las deudas que adquiera la sociedad.

El concurso puede ser calificado como fortuito o culpable. La mayoría se declaran fortuitos. Para que esto ocurra es importante estar bien asesorado durante todo el proceso, para no realizar actos que conviertan el concurso en culpable, lo que tiene consecuencias para los administradores:

-inhabilitación del administrador para ejercer el cargo entre dos y 15 años.

-responder con el patrimonio personal de las deudas impagadas.

Un concurso puede ser declarado culpable, cuando exista una conducta que determine la generación o agravación de la insolvencia, siempre que exista culpa o dolo.

La Ley concursal establece una serie de actuaciones en las que se presume que existe culpa grave o dolo, entre las que destaca la no solicitud del concurso en el plazo legal, no colaborar con la administración concursal y el Juez del concurso o no depositar cuentas anuales en los tres años anteriores a la declaración del concurso.

Será obligatoriamente declarado culposo el concurso, si no se ha llevado la contabilidad o esta es falsa, hay alzamiento de bienes o se han detraído fraudulentamente del patrimonio del deudor durante los dos años anteriores

Concurso de acreedores

En Negotia somos especialistas en GESTIÓN DE CRISIS EMPRESARIALES

TE AYUDAMOS A SALVAR TU EMPRESA

Profesionalidad y total confidencialidad

Si eres administrador o empresario y tu empresa está inmersa en un momento de insolvencia o de crisis grave, puedes ponerte en contacto con nosotros sin compromiso. Llámanos al 911 256 192 o escríbenos a: negotia@negotia.es y te informaremos de todo lo que necesitas saber: Te asesoraremos desde el primer momento y agilizaremos todos los trámites.

Rellene el siguiente formulario si quiere que nos pongamos en contacto con usted.

Debe de aceptar nuestra Política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies