¿Dónde invierto mis ahorros para obtener una rentabilidad que valga la pena?

0
95

Equipo asesor de Negotia

Seamos honestos: por mucho marketing con el que bancos y Estado adornen sus vehículos de ahorro, la rentabilidad que nos dan por dejarles los ahorros de toda una vida es ridícula. Hagamos un repaso rápido, teniendo en cuenta que los tipos de interés vigentes son casi nulos (y así seguirán al menos hasta el verano de 2019 según confirma el Banco Central Europeo) y que la inflación se sitúa en el 2,3%.

Veamos. Si opto por una imposición a plazo fijo anual en una entidad financiera, en el mejor de los casos me dan el 0,4% de rentabilidad. Vale, optemos por la oferta pública. Las letras del Tesoro a un año, me ofrece el 0,32%. Los bonos a cinco años, un poco más: el 0,56%. Las obligaciones del Estado a 10 años (un periodo que no siempre me va a interesar) tienen una rentabilidad, eso sí, del 1,64%. No parece que sea gran cosa la que vamos a obtener.

Podemos optar por la Bolsa, pero los mercados bursátiles arrojan resultados sorprendentes: la mayoría de los índices, desde el IBEX (España) hasta el Eurostoxx (Europa), pasando por el FSTE (Reino Unido) o el DAX (Alemania) han sufrido variaciones en negativo entre diciembre de 2017 y noviembre de 2018. Solo se salva el SP 500 y el DJ, ambos índices norteamericanos.

Cuadro de IBEXEntonces, ¿qué hago? ¿Cómo consigo que mis ahorros ‘trabajen’ sobre una rentabilidad aceptable y sin arriesgar demasiado?

Tranquilidad. Hay vida más allá de bancos y Estado: los fondos de inversión. Obviamente, no todos nos servirán y necesitaremos que nos asesoren para no pillarnos los dedos. Y necesitaremos también responder a cuatro preguntas básicas antes de optar por uno u otro fondo: ¿Qué plazo de inversión me marco? ¿Qué riesgo estoy dispuesto a asumir? ¿Qué coste y qué fiscalidad tiene la inversión que necesito? ¿Entiendo la inversión que estoy dispuesto a llevar a cabo?

Por supuesto, debemos tener en cuenta que, a mayor riesgo, más rentabilidad. Y que lo más seguro desde cualquier punto de vista es diversificar nuestra inversión, tanto por el tipo de fondo como por su origen geográfico.

〉 〉 〉  CASO DE ÉXITO:

Por ejemplo, y este es un caso real que hemos gestionado recientemente el equipo de gestión y administración de patrimonio de NEGOTIA, tenemos a Ana LP, una mujer de 45 años, con unos ahorros de 12.000 euros que no va a utilizar en el medio plazo (3 – 5 años).

Lo que hicimos, a enero de este año 2018, es estudiar los fondos de inversión que mejor se adaptaban al plazo que tenía y al riesgo que Ana quería asumir. La premisa, para reducir ese riesgo, fue diversificar.

Y los cuatro fondos escogidos fueron DWS INVEST TOP DIVIIDEND NC; MS GLOBAL BRANDS AH; ROBECO GLOBAL FINTECH EQUITY D; y DWS CONCEP KALDEMORGEN NC. Los 12.000 euros de Ana fueron repartidos entre los cuatro fondos, 3.000 cada uno. Once meses más tarde, a noviembre de 2018, la rentabilidad que ha conseguido Ana es de 272,19€, es decir un 2,26%.

No está mal, ¿no? Bastante más que la rentabilidad que nos da el vehículo de inversión más rentable que ofrece la oferta pública (el 1,64% de las Obligaciones del Estado), y muchísimo más que los tradicionales plazos fijos que nos ofertan nuestras entidades bancarias. Además, Ana puede disponer del dinero que desee cuando quiera (liquidez inmediata); no tributa hasta que no reembolse los fondos de inversión; y no tiene coste fiscal reestructurar la cartera, es decir, traspasar nuestro dinero de un fondo a otro.

Eso sí, es imprescindible tener un buen asesor financiero, porque es importante conocer la volatilidad de cada fondo de inversión, en qué sectores tiene invertidos su capital, qué ciclo económico están viviendo esos sectores de los que dependerá el riesgo de nuestra inversión y qué momento financiero está viviendo la zona en la que se mueven los fondos que vamos a escoger. Todos estos parámetros determinarán el riesgo y el éxito de nuestra inversión. Así que dejarnos aconsejar y guiar por expertos es determinante a la hora de poner a trabajar nuestros ahorros.

En NEGOTIA somos expertos en materia financiera. Nuestros profesionales en gestión y administración de patrimonio tienen una amplia experiencia, además de reunir los requisitos establecidos por la directiva MIFIC II. Podemos ayudarle a que sus ahorros trabajen a pleno rendimiento.

Cipriano Atienza Ibáñez
Socio Economista en Negotia

 

 

Fuentes: Morningstar, CNMV, Banco de España.