Pyme: ¡el Compliance es tu alidado!

pyme compliance

Compliance: la “suerte” de tener una buena gestión

Sobre Compliance, aunque término reciente, se ha hablado y escrito mucho. Se sigue haciendo (cada semana hay dos o tres actos, conferencias, jornadas, etc, sobre el tema) y se seguirá haciendo.

Es una realidad que va a permanecer y que debe ser conocida y aplicada por todos. Y que, además, es rentable aplicarla.

El Compliance, o lo que es lo mismo, que los trabajadores, directivos y miembros de una empresa no cometan ningún delito, es una de las columnas que una empresa debe levantar, igual que en su momento lo fueron los planes de prevención de riesgos laborales o lo está siendo la protección de datos.

Leer más

En este blog, sin embargo, lo que os propongo es bajar a tierra, movernos en los conceptos sobre Compliance, en el día a día de las pymes y micro pymes. Hablar desde el Compliance, claro, pero sobre todo de los problemas que aparecen en los quehaceres de las empresas.

Vamos a ir de lo general a lo particular, y por ello pocas cosas hay en una empresa que englobe más cuestiones que la gestión. ¿Qué tendrá que ver la gestión con el Compliance?, os preguntaréis. Os lo diré: TODO. La experiencia de muchos años como consultor-asesor jurídico, me ha permitido conocer diversos sistemas de gestión y todos conducen a la misma premisa: gestión adecuada-cuenta de resultados satisfactoria.

Sabemos que los sistemas de gestión empresarial son el conjunto de decisiones, traducidas a políticas o prácticas, que se van implantando de manera expresa o tácita. Estas decisiones dan lugar a procedimientos que determinan la actuación de la empresa en diversos ámbitos. Así, hablamos de política comercial, de calidad, de recursos humanos, etc…

Por ejemplo, si una empresa decide lanzar al mercado una nueva línea de productos, entre otras cuestiones decidirá su diseño, los destinatarios, la forma de comercializarlo o la promoción.

Luego, deberá afrontar la cuestión de a qué persona o equipo de profesionales va a poner al frente del proyecto. Se designará quién dirigirá la labor comercial, la gestión administrativa, el seguimiento del producto, y les dotará de los recursos precisos dando así respuesta al interrogante de quiénes y con qué medios.

Responderá a la pregunta básica qué pretendemos conseguir y a quién nos dirigimos, y cómo lo hacemos.

Esto es gestionar, es decir planificar y dar respuesta a las necesidades de nuestros grupos de interés obteniendo el máximo beneficio de los recursos de los que disponemos.
seguridad en las pymes¿Qué pasa en la gestión de las ‘tripas’ de la empresa?
La gestión de lanzamiento de un producto que hemos descrito es, seguramente, obvia para muchos de los que me estáis leyendo. Pero el trabajo de gestión de lo que acontece en el interior de una empresa, de las ‘tripas’, del día a día pasa desapercibido.

Generalmente, al personal de administración, a los responsables de recursos humanos, de contabilidad, de prevención de riesgos laborales… pocas veces se les reconoce el hecho de que en una empresa no haya multas de la Administración Tributaria, de Hacienda, de la Seguridad Social, de la Inspección de Trabajo, por citar solo algunos ejemplos. Su trabajo está lejos de la producción propiamente dicha, pero reduce costes directos en sanciones y reparaciones, entre otros, e indirectos en, por ejemplo, tiempo dedicado a preparar la documentación para llevar a la administración, en letrados y asesores, en sustitución de trabajadores, en un sinfín de tareas.

Y precisamente con el fin de evitar la posibilidad de que una gestión dudosa sea utilizada por alguno de los miembros de la empresa para cometer un delito es por lo que nace lo que conocemos como Compliance, o programa de prevención de delitos penales. Es un concepto nuevo, apareció en la reforma del Código Penal de 2015 donde se reguló la responsabilidad de las personas jurídicas importando al ordenamiento jurídico español la figura de la responsabilidad de las empresas, más allá de las personas físicas, (Compliance). Así que gestión y Compliance son indisolubles: una mala gestión conduce a la responsabilidad y ésta, a las penas que establece el Código Penal.

Así, la realidad de las empresas de operar en el mercado de manera libre se va viendo constreñida, por un sinfín de procedimientos legales, que limitan, cada vez más su campo de gestión en beneficio, eso sí, de un aumento de la seguridad jurídica. El Derecho Penal, claro, no es ajeno a este cambio, al contrario, es protagonista absoluto.

Con la reforma del Código Penal de 2015 se da un paso más en esa limitación de la libertad de gestión: se pretende que delitos como los daños informativos, la revelación de secretos, el blanqueo de capitales, el tráfico de drogas, o el cohecho, entre otros, no puedan tener cobertura legal, directa o indirecta, en el ámbito empresarial.

¿Cómo se puede garantizar, por ejemplo, que ningún trabajador utilice los medios informáticos de la empresa para cometer delitos? Esta es la finalidad del Compliance, establecer procedimientos de gestión que dificulten la comisión los delitos establecidos en el código penal y que pueden ser cometidos por las empresas.

Esto es gestionar, diseñar, prevenir, generar formas de trabajo y protocolos ahorrar recursos y obtener beneficios.
redes socialesEste proceso de gestión de procedimientos penales (Compliance), que tiene como finalidad última que el sustrato del cumplimiento legal sea una realidad, ha aparecido en nuestro derecho con vocación de permanencia. Ocurrió algo similar con las reformas laborales del año 1994, cuando surgieron las empresas de trabajo temporal, tan cuestionadas al principio, o las nuevas ideas que llevó aparejadas la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, así como los delitos que se introdujeron en el código penal de 1995 para dar cobertura a esas nuevas figuras jurídicas.

El parangón es inevitable: la nueva cultura jurídica de una gestión real, eficaz y legal lleva aparejados procedimientos para que esa gestión además de ser trasparente, sea acorde a los nuevos tiempos.

¿Qué nuevos tiempos? Pues aquellos en los que una empresa moderna además de realizar su objeto social debe de ser segura como una fortaleza desde un punto de vista penal. ¿Cómo?

Eso es lo que os contaré en los próximos posts de Pyme: ¡el Compliance es tu aliado!

Leer menos

Si te ha gustado, ¡comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
jose_antonio_castañeda

Blog

José Antonio Castañeda Pérez

rssfeed

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies