Pensión de viudedad en los casos de violencia de género

0
46

La violencia de género es una de las más graves manifestaciones de la desigualdad entre el hombre y la mujer. Eso hace que las víctimas de esta lacra, a veces, tomen decisiones coactivas y restrictivas de sus propios derechos por defender y mantener su integridad física y psíquica.

Esta situación le ocurrió a una de nuestras clientes. Víctima de violencia de género a manos de su esposo, y por salir del domicilio conyugal de la forma más rápida posible, firmó un convenio regulador de separación sin mención alguna a su pensión compensatoria. Una injusticia que no podemos permitir, ya que se somete a la persona a una doble victimización por parte de la Administración.

A la hora de solicitar la pensión de viudedad, la Seguridad Social la denegó porque no cumplía con los requisitos exigidos como persona separada ni como víctima de violencia de género. En Negotia estamos orgullosos de que finalmente se hiciera justicia y que a nuestra cliente se le haya reconocido tal derecho.

La ley de Seguridad Social establece que, para las personas divorciadas, cuando se produce la muerte del excónyuge, tendrán derecho a la parte proporcional de la pensión de viudedad que les corresponda. Eso sí, siempre y cuando no supere lo determinado en el convenio o sentencia sobre la pensión compensatoria reconocida. Es decir, siempre tendrá que estar acordada dicha pensión compensatoria para poder recibir la pensión de viudedad.

“La violencia de género es una de las más graves manifestaciones de la desigualdad entre el hombre y la mujer.”

Isabel Palomino Cerezo
Isabel Palomino Cerezo – Socia – Abogada en Negotia

Existe una excepción a esta regla general debido a la peculiaridad de la problemática de la violencia de género, y es que: “En todo caso, tendrán derecho a la pensión de viudedad las mujeres que, aun no siendo acreedoras de pensión compensatoria, pudieran acreditar que eran víctimas de violencia de género en el momento de la separación judicial o el divorcio mediante sentencia firme, o archivo de la causa por extinción de la responsabilidad penal por fallecimiento; en defecto de sentencia, a través de la orden de protección dictada a su favor o informe del Ministerio Fiscal que indique la existencia de indicios de ser víctima de violencia de género, así como por cualquier otro medio de prueba admitido en Derecho”.

Esto significa que la víctima de violencia podrá acceder a la pensión de viudedad demostrando que sufrió dicha situación y que coincidió con su separación o divorcio. Para ello, tiene que aportar cualquier dato, documento, certificado que acredite el maltrato vivido.

El Tribunal Supremo avala dicha interpretación, y también el Juzgado de lo Social nº 3 de Valladolid, que estima las pretensiones de Negotia. En nuestro caso la demandante aportó denuncia presentada el 5 de marzo de 2005 frente a su entonces marido, por episodios de violencia psíquica y violencia verbal, con constantes insultos y acusaciones de infidelidad y de querer quedarse con su dinero. Estas acciones han causado a nuestra cliente un trastorno adaptativo mixto, del que está siendo tratada médicamente desde el 21 de marzo de 2005.

La Seguridad Social, denegó injustamente la pensión a esta mujer víctima de violencia de género, a la que tendrá que restituir íntegramente.

Isabel Palomino Cerezo
Socia – Abogada en Negotia
Si te ha gustado, ¡comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email