¿Tienes deudas que reclamar?

0
104

Si tienes una deuda de dinero que reclamar, totalmente determinada, es decir que ya está concretada en una cantidad de dinero, que se pueda exigir porque ya haya transcurrido el plazo para que fuera pagada, y que no esté sujeta a condición ninguna, entonces  el mejor procedimiento para hacerlo es el JUICIO MONITORIO.

En Negotia recomendamos muchas veces la utilización de este juicio monitorio ya que es un procedimiento judicial sencillo, ágil y muy útil para todo tipo de empresarios, profesionales, comunidades de propietarios, etc.  que pretenden agilizar el cobro de las deudas pendientes de pago.

Es un procedimiento sencillo porque únicamente exige acreditar que se tiene derecho a la reclamación de la deuda, el origen y la cuantía de esa deuda, bien por medio de la factura emitida y no pagada, bien por un contrato firmado y no cumplido el precio, o por cualquier otro documento que respalde nuestro crédito, como albaranes, certificaciones de entrega de mercancía, telegramas, burofax….

dineroCuando la deuda sea reclamada por una Comunidad de Propietarios a un vecino moroso, es necesario además una certificación de impago de esas cantidades y la justificación de habérselo notificado, habiendo hecho caso omiso el deudor.

Será necesario abogado y procurador cuando la cuantía reclamada supere los 2.000 euros, presentando una demanda donde se reclame dicha deuda, y que darán traslado al deudor, dándole la opción de que pague o bien para que se oponga a la reclamación de la deuda por los motivos que crea que no debe pagarla (bien porque el importe no se corresponde con lo acordado, porque ya se haya pagado la totalidad o parte de la deuda…).

Si existe oposición por parte del deudor, se celebrará un juicio verbal u ordinario, en función de la cantidad reclamada.

Si el deudor no hace nada, ni paga ni se opone a la reclamación, se declarará terminado el proceso y el acreedor podrá iniciar la EJECUCIÓN directamente de esa cantidad mediante el embargo de bienes, nóminas, vehículos, cuentas corrientes, etc.

Así, como se puede comprobar, este procedimiento de juicio monitorio, es ideal para agilizar nuestra reclamación, cuando teniendo un crédito dinerario a nuestro favor, que podemos exigir, se ha hecho caso omiso de su pago.

 

 

Si te ha gustado, ¡comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email